InicioTemáticasProfecía

Advertencias del Cielo

Dios nos ha estado advirtiendo incesantemente que regresemos a Él y nos reconciliemos con Él, y los unos con los otros. Cristo ha estado suplicando a Su Iglesia que se reconcilie y se una. Ha estado pidiendo a los pastores durante más de 25 años, que se arrepientan y se reconcilien, logrando la unidad por medio de la unificación de las fechas de la Pascua.

Leer más...Advertencias del Cielo

Plan Maligno

Desde hace 25 años, cuando este servidor comenzara a impartir conferencias y escribir libros sobre la llegada del Fin de los Tiempos, las Señales que nuestro Señor anunció como precursoras de este tiempo se han venido cumpliendo inexorablemente. Más allá de que voces discordantes se empeñan en negar sistemáticamente que estemos viviendo estos tiempos finales - no del Fin del Mundo - es una realidad que cada vez se puede apreciar y palpar la terrible confusión y apostasía que engloban todos los órdenes de la vida humana.

Leer más...Plan Maligno

La Verdad sobre el 2012

Medité en más de una ocasión si era conveniente escribir el presente libro, y finalmente tomé la decisión de hacerlo. El tema relativo al año que se ha vuelto un bestseller contiene una atracción que era necesario aprovechar para aclarar muchas cosas que están envueltas en torno a este año, al 2012.

Leer más...La Verdad sobre el 2012

El que Tenga Oídos...que Oiga

Hija Mía, testifica de Mi parte y en Mi Nombre, y habla a esta generación, diciéndole:

No escuches más a falsos profetas que siguen cubriéndote de caricias, diciéndote que todo está bien y que has mejorado, cuando tú, mientras te llamas cristiano, no te portas como tal, porque apenas actúas según Mis Palabras en el Evangelio. Porque Yo te digo que si tu virtud, siendo cristiano, no es más profunda que la de los impíos, Mi Padre, no reconociéndome en ti, ¡no te permitirá nunca entrar en Nuestro Reino! La ira de Mi Padre se desatará sobre ti. ¿No has aprendido que Mi severidad es tan grande como Mi Misericordia? Tú que te vendes a los de tu entorno como buen cristiano, dándoles esa falsa imagen de cristianismo, cuando eres exactamente lo contrario, serás puesto al descubierto, y también tu pecado. Y tú, cuya lengua no ha cesado nunca de juzgar injustamente, tu pecado recaerá sobre tu propia cabeza. Mi enojo se enardece contra los de tu estilo, y Yo te juzgaré por tu conducta como ella lo merece.

Leer más...El que Tenga Oídos...que Oiga