Inicio

Articles

Prácticas Esotéricas y Parapsicología

·         Channeling o Canalización    

·         Contacto con “Ángeles”

·         Visualización

·         Viajes Astrales

·         Experiencias cercanas a la Muerte

·         Los Poltergeist o Espíritus Ruidosos

·         La Tabla Ouija

·         Estados Alterados de la Conciencia

 

·         La Meditación Trascendental

·         El Control Mental

·         El Uso de Drogas

·         La Hipnosis y Autohipnosis

·         Los Fenómenos Parapsicológicos

·         Los Fenómenos PK

·         Los Fenómenos PES o Percepciones Extra Sensoriales

·          El Uso de Cristales y Pirámides

·         Niños Índigo

 

El antiguo espiritismo va adquiriendo fuerzas nuevas. En el mundo de la Nueva Era se le conoce como channeling o canalización a la comunicación con todo tipo de espíritus, “extraterrestres”, seres superiores, deidades, difuntos, “ángeles”, maestros espirituales. La expresión es de origen americano channel: canal.

El channelling afirma que es una fuente de revelaciones personales para preparar el terreno a una nueva religiosidad, donde podrán encontrar su sitio las doctrinas ancestrales, las religiones orientales, otros evangelios de tipo gnóstico, y verdades que se irán supuestamente publicitando y que tan de moda están hoy en día en la literatura esotérica u ocultista, particularmente ligadas al Código Da Vinci, al Santo Grial, la Sabana Santa, o a la “verdadera vida de Jesús” en sus 30 años de vida oculta.

El médium (channeler) incorpora en estado de disociación de la conciencia o trance a estos espíritus. El deseo de comunicarse con el más allá no es nuevo, pues ya en las culturas prehistóricas, los llamados chamanes o brujos intentaban comunicarse con los dioses. Los primitivos chinos, tibetanos, japoneses, hindúes, babilonios ya canalizaban espíritus o deidades desencarnadas. Luego, los magos, hechiceros, adivinos; después en los siglos XIX y XX el espiritismo tomó fuerza en la comunicación con el más allá. Un interés popular aparece en la década de los 80’s con la actriz Shirley MacLaine, quien durante su proceso personal recibió la ayuda de un parapsicólogo californiano de nombre Kevin Ryerson.

Como ya hemos explicado en su oportunidad, los demonios pueden “leer y oír”, y así fácilmente pueden revelar información a los médium. Tal parece que hoy se ha puesto de moda también en la televisión los contactos de personas con supuestas almas desencarnadas y que se dedican a explicarle a los familiares las causas, condiciones y demás hechos que contribuyan a aclarar las condiciones de su muerte, informándole incluso cómo se sienten en su “nueva vida”. Son programas de gran éxito comercial y la gente queda impresionada por conocer de sus difuntos. Pero la realidad es que cuando una persona ha practicado la canalización queda a merced de los altos espíritus diabólicos. El proceso de canalización normalmente comienza en estado de trance. Cuando un channeler logra llegar al estado alterado de conciencia, deja la puerta abierta para que los demonios tomen el control de la persona. Desde el punto de vista psicológico esta práctica tiene terribles consecuencias para la mente, desde el desorden de personalidad múltiple hasta graves neurosis. Ya no se diga en la parte espiritual, pues un demonio encuentra una morada donde vivir, entrar y salir.

En la obra titulada A Course in Miracles (Curso Sobre Milagros) escrita por Helen Schuman, profesora de psicología en la Universidad de Columbia, de origen judío pero atea, asegura que es la médium de Jesús, pues un día en 1965 oye su voz y le invita a escribir un “nuevo evangelio”. De este libro se han vendido hoy en día más de un millón de ejemplares. Posteriormente creó una fundación para la paz interior que va a tener numerosísimos seguidores y que divulgará, mediante cursos y seminarios, todos los mensajes recibidos.

Dice el Deuteronomio 18, 20: “Pero el profeta que ose decir en nombre mío lo que Yo no le he mandado decir, o hable en nombre de otros dioses, debe morir”.

Contacto con “Ángeles”

Hoy todo mundo habla de los ángeles pero no de los ángeles que como espíritus puros fueron creados por Dios y que tienen inteligencia y que son alma y entendimiento, sino de un término equívoco que pretenden ser receptores o transmisores de la buena vibración cósmica, ya sea para el hogar, el peligro, las enfermedades, la mala suerte, etc. Y así hay ángeles para todos los gustos, colores y sabores, con diversos nombres: entidades, aliens, guías, energías, etc. Pero en realidad estos “ángeles” no son tales sino más bien demonios que oportunamente se disfrazan como ángel de luz (II Cor 11, 14).

Todo ángel de Dios que se precie de serlo encaminará al hombre al cumplimiento de la verdad en Dios, a través del Evangelio de Su único Hijo, Jesucristo, o al cumplimiento irrestricto de la Ley Natural.

Asimismo, en I Timoteo 4, 1 “Pero el Espíritu claramente dice que en los últimos tiempos apostatarán algunos de la fe, dando oídos al espíritu del error y a las enseñanzas de los demonios”.

Visualización

La visualización implica generar en la mente del individuo un cuadro mental de lo que se desea alcanzar, ya sea en forma directa o a través de símbolos, y manteniéndolo en el pensamiento como si ya se hubiese logrado. En la visualización hay dos aspectos: el que habla del pensamiento positivo, y otro, de la imaginación guiada, que consiste en hacer que la persona visualice la meta a la que desea llegar, imagine lo que desea adquirir, y al creerlo lo logrará. Estas frases o imágenes se repiten, se escriben o se leen hasta llegar a formar parte de la persona. En el segundo aspecto de la visualización, el de la visualización guiada, es un elemento peligroso que ya fue utilizado anteriormente en la magia y en la hechicería por la autora Shakti Gawain, en la que afirmaba que la visualización creativa tenía que ver con la magia en su elemento más puro de la palabra. Lo interesante es que este Gawain dice en sus libros que son unos “guías” los que le muestran el camino y los que asumen la responsabilidad de llevarlos hacia el cumplimiento de sus visualizaciones. En este sentido, el autor Napoleón Hill, en su libro Piense y Enriquézcase, enseña la visualización y dice que aprendió estas técnicas del poder mental a través de sus “maestros ascendidos” (Dave Hunt. La Seducción de la Cristiandad. Editorial Portavoz. P.92). Estos personajes son explicados por la rusa Helena Blavatsky (1831 – 1891), con dotes de médium y practicante del espiritismo que fundó la Sociedad Teosófica. Ella decía que los “maestros de la sabiduría” o mahatmas eran los miembros más elevados de la “Gran Logia o Fraternidad Blanca”, es decir, la “jerarquía espiritual” que ocultamente gobierna al mundo. Los mencionados maestros o avatares son una especie de superhombres vivientes, ora encarnados, ora desencarnados, que han desarrollado para sí facultades y poderes fantásticos. Pues bien estos maestros son los que a través del poder mental se comunican para transmitir en visualización los secretos de la humanidad.

Esto deja en claro cómo este tipo de técnicas son una puerta abierta a la invasión de los demonios, por más que se diga que algunos las realizan con total sinceridad o con una buena motivación; pero no seamos incautos, pues los demonios al ser invocados, más allá de la motivación de la persona, irrumpen invariablemente en la vida de quien los invoca con las consecuencias que ello conlleva.

El tema de la visualización también ha sido utilizado ampliamente en el mundo de la parapsicología con el fin de desarrollar las facultades paranormales, que según muchos parapsicólogos el hombre posee supuestamente en estado reducido o latente, lo cual tiene un fondo de verdad. El budismo tántrico también utiliza la visualización con ejercicios de concentración. En la década de los 70’s la visualización también ha sido utilizada en tratamientos alternativos para sanar enfermedades físicas. Así por ejemplo, dentro de las técnicas orientales la visualización se utiliza como un medio de trascender y alcanzar la conciencia unificadora, la iluminación suprema. En el mundo de la magia, la visualización también se utiliza para producir hechizos y demás encantamientos.

Jeremías 23, 16 dice: “Así dice Yahvé de los ejércitos: No escuchéis las palabras de los profetas que os engañan; lo que os dicen son visiones de su imaginación, no proceden de la boca de Yahvé”.

Viajes Astrales

Este es un fenómeno en que la persona se siente separada de su cuerpo físico y viaja a lugares distantes de la casa, y en algunos casos hasta fuera de la misma tierra o a mundos no conocidos. También se conoce como proyecciones astrales o exteriorizaciones.

Todas estas manifestaciones son a menudo, pero no siempre, puertas abiertas al mundo del ocultismo, aunque puedan tener bases científicas en el desarrollo de la mente y del ser de la persona. Por ejemplo, Platón decía que la mente podía abandonar el cuerpo y viajar. Sócrates, Plinio y Plotino también describían experiencias de este tipo; nótese que estamos citando a filósofos griegos del nivel más alto. Es decir, existen casos cuya fenomenología se puede explicar por causas naturales al límite y también por razones sobrenaturales. 

Por su parte, en el Libro Tibetano de los Muertos, los chamanes afirman que una persona puede proyectarse fuera de su cuerpo. Quienes han realizado estos “viajes” afirman que han atravesado paredes, objetos sólidos y viajan a la velocidad del pensamiento. Algunos afirman también que puede suceder durante el sueño. Un caso que suele asociarse a un viaje astral son las experiencias al borde de la muerte. Se afirma que personas que han tenido ese tipo de experiencias han “visto” cómo su cuerpo físico sale o las personas sienten haber abandonado el cuerpo por la cabeza o por el plexo solar y empiezan a flotar y a verse de fuera.

En fin, que existen diversas manifestaciones y diversos testimonios sobre este fenómeno que se ha pretendido explicar en el plano parapsicológico. No obstante, también se ha asociado el viaje astral a las alucinaciones, producidas por estar en estado de coma, anestesia general, falta de sueño, colapso cardiocirculatorio, falta de oxígeno en el cerebro. La alucinación es una percepción sensorial falsa, distorsionada. Pero ya en 1971, Charles Tart (máximo representante de la psicología transpersonal, quien afirma que el hombre puede experimentar su verdadera realización sólo mediante experiencias que superen a la persona) informó que el 44% de 150 fumadores de marihuana dijeron haber estado fuera de sus cuerpos, lo que confirma que la droga se convierte en un vehículo utilizado por el demonio para tomar contacto con otros espíritus. También el psiquiatra ya citado Jung trabajó con pacientes de los cuales muchos le dijeron que habían visto sus dobles, y otros incluso que al hacer sus viajes astrales se encontraron con espíritus infrahumanos, es decir, demonios, que atacaban a sus personas.

Experiencias cercanas a la Muerte

Conocidas como Near Death Experiences (NDE) o experiencias al borde de la muerte. Fue el médico Raymond Moody, a través de sus libros Vida después de la Muerte y Vida después de la Vida, quien dio conocimiento de ese tipo de experiencias. Luego de haber entrevistado a cientos de ellas, estableció las siguientes características: sensación de estar muerto – muerte clínica; casi ausencia de dolor; experiencia fuera del cuerpo; tránsito por un túnel; un ser de luz, reencuentro con la vida, resistencia al regreso y transformación de la realidad. Según una encuesta realizada en 1982, afirmaba que 8 millones de norteamericanos habían tenido esta experiencia.

Este fenómeno no indica la muerte real del paciente, pues eso implicaría la separación absoluta y definitiva  del alma y el cuerpo. Es una experiencia que el alma tiene pero que no está exenta de la intervención del mundo preternatural diabólico, quien puede en estos casos revestirse de ángel de luz, Es necesario aplicar el discernimiento de espíritus para determinar el origen de la presencia preternatural.

Los Poltergeist o Espíritus Ruidosos

La palabra viene del alemán porta que significa golpear y gueis: espíritus. Se refieren a espíritus traviesos que provocan ruidos, mueven objetos, dan alaridos, voces extrañas. Toda invocación a espíritus o apariciones de espíritus inmundos debe ser reprendida. Estos fenómenos incluyen manifestaciones, ruidos, olores, sensaciones táctiles, etc. pueden ser breves, durar semanas o años y a menudo las personas que viven en la casa sienten opresión.

Luego como extensión de estos espíritus ruidosos, en los años 40’s, Harry Price, un investigador psíquico, armó un equipo para cazar fantasmas que fue lo que dio lugar a la película cazafantasmas.

Todo esto pues son manifestaciones del mundo oculto que están invariablemente ligadas a los demonios y a su presencia cada vez más frecuente e invasiva en el mundo de los hombres. El nombre más preciso sería infestación diabólica del que hablaremos más adelante al tocar el tema del exorcismo.

La Tabla Ouija

Edmond Gruss, escritor cristiano, tiene un libro intitulado La Tabla Ouija, donde explica ampliamente el origen, el juego, y las consecuencias de esta peligrosa tabla que conduce a la obsesión y posesión diabólica, así como a la locura, el crimen y el suicidio. Es una pena que tengamos que acudir a un autor cristiano, pero la verdad es que no existe ningún libro católico que se adentre a profundizar el misterioso juego de la ouija que tanto ha dado de qué hablar.

El tablero consiste en un medio para entrar en contacto con los espíritus. El nombre ouija proviene de la combinación de dos palabras; la francesa y la alemana que significa si (oui – ja). El tablero tiene las letras del abecedario, los números del 0 al 9, las palabras si y no y un señalador en forma de corazón donde las personas que participan ponen las yemas de los dedos, invocan a un espíritu y le hacen preguntas. El señalador comienza a moverse, contestando. Sabemos que tanto en China como en Grecia ya existía un juego similar. Hoy en día la tabla se vende como un juego y fue inventada en 1892 por el norteamericano Elijah Bond. El autor denominó su invento como la ouija o tabla egipcia de la suerte.

La película Exorcista, basada en el libro de William Peter Blatty, relata una historia que sucedió en la Universidad de Georgetown, en 1949. El propio Blatty confirmó que el libro estaba basado en un hecho real y el vínculo con la posesión diabólica fue a través de la ouija. El espíritu que contactaba la actriz se llamaba Capitán Howdy. Así, 4 de 10 personas que han sido poseídas por el demonio han tenido que ver con quienes invocaron espíritus usando la tabla ouija. Este hecho por sí mismo explica su vinculación con el mundo del poder de las tinieblas.

Estados Alterados de la Conciencia

Según la propuesta ocultista, el canal principal para la invocación o provocación de espíritus inmundos en la vida de la persona es lo que hoy se conoce como Estado Alterado de la Conciencia, o también llamado trance. Los parapsicólogos nos dicen que para generar fenómenos parapsicológicos las personas deben colocarse en un estado psicofisiológico especial, y nosotros agregamos, particularmente espiritual. Como hemos dicho, fue conocido en la antigüedad con el nombre de trance, que viene de transitus, paso; es decir, pasar de un estado a otro. El término Estados Alterados de la Conciencia fue dado por el parapsicólogo ya citado Charles Tart. Se ha probado que estos estados alterados estimulan el funcionamiento de lo paranormal. Son múltiples las formas y medios para alcanzar este tipo de estado de la conciencia, entre los que podemos citar la meditación, los cánticos, hechizos, proyecciones astrales, el uso de drogas, danzas místicas y mágicas, entre otras.

 La Meditación Trascendental

La meditación trascendental es un importante elemento del estado alterado de la conciencia. Fue creado por el Maharishi Mahesh Yogui en 1957 (traducido Maharishi del sánscrito significa “gran vidente”, yogui “maestro de yoga”, es decir. “el gran sabio practicante del yoga”. Fue el gurú de los Beatles). Las raíces de la citada meditación se encuentran en el hinduismo y la tradición védica, teniendo un éxito extraordinario en occidente. Su objetivo es poder llevar a la gente a diversos estados de conciencia; la  trascendental o “cósmica”; la “conciencia cósmica glorificada” y la “conciencia de unidad”.

Aparece como una práctica que debe realizarse dos veces por día y cada periodo de 20 minutos; se realizan por la mañana y por la noche. La mente se suspende, se relaja, se deja vacía ofreciéndola así como una técnica para vencer inhibiciones, tensiones, e incluso con consecuencias sociales como disminuir el crimen, mejorar la salud, lograr la paz mundial, etc. Se ha comprobado que a través de esta práctica de la meditación trascendental se pone en contacto a las personas con espíritus diabólicos aunque muchos crean que sólo es un método que ayudará a relajarse o a descansar. La realidad es que al meditar, la persona se conecta con un importante y poderoso principado llamado brahma. Los mantras son frases que el meditador debe repetir para ayudar a inducir la meditación. Un mantra personal es como una fórmula divina, aparentemente neutra o sin significado concreto que se repite de modo obsesivo con ritmo e intensidad para impregnar y lavar la mente. El mantra es pues una sílaba o grupo de sílabas que representan fuerzas cósmicas o incluso el nombre de Buda. La palabra viene del sánscrito, man que quiere decir mente y tra que significa entregar. Recitar por sí mismo un mantra o meditar sobre él ayuda a la persona a alcanzar un estado de conciencia. Hay 3 formas de emplear el mantra: la verbal, la semiverbal y la silenciosa. Para algunos la forma verbal es la más importante ya que todo mundo puede oírla, y para otros la forma cantada es la más poderosa. La fuerza de los mantras es empleada por los yoguis y fakires para alcanzar fenómenos paranormales.

El más sagrado de los mantras del hinduismo es la realidad suprema, el sonido a partir del cual el universo fue creado. Según Maharishi, la utilización correcta del mantra hace posible el descenso hasta la misma fuente del pensamiento: el trascendente. Todo esto va encaminado a alcanzar, en diferentes etapas, la conciencia con la unidad, donde se percibe que el propio “yo”, las personas y los objetos son “uno con el absoluto impersonal, con el infinito”.

Para terminar sólo diremos que existen numerosísimos casos y testimonios de aquellos que han practicado estas meditaciones y han sufrido graves desórdenes psicofísicos. Además, cuando una persona se expone a este tipo de experiencias abre las puertas totalmente a la invasión de los demonios, pues a través de su apertura mental llama a potestades de las tinieblas a controlar a la persona, independientemente de la motivación que cada uno tenga en su corazón al practicar este tipo de meditación. En este sentido, la meditación cristiana contemplativa, cuyos máximos exponentes son Juan de la Cruz y Teresa de Jesús, exige la adecuada vida ascética que permitirá cerrar los sentidos al mundo natural y dejar que Dios se manifieste, primero en la iluminación y luego en la unión con Él, que es el fin de la meditación contemplativa, que no es un encuentro con algo, ni con uno mismo, sino con Dios. No es una fusión sino una alteridad lo que constituye la base de la oración contemplativa.  

El Control Mental

El control mental intenta producir un Estado Alterado de Conciencia el cual logra en la persona lo que se llama estado alfa. El control mental es la práctica parapsicológica más utilizada. Con ella se proponen curar enfermedades, mejorar el aprendizaje, bajar de peso, aumentar la productividad en el trabajo, etc. José Silva propuso este “descubrimiento” del control mental. Sostiene que la persona logra el “estado alfa” mediante una cuenta regresiva, mediante un OM, o mediante una sencilla regresión hipnótica lograda por una visualización. Silva propone lograr un “laboratorio mental” en el cual se visualiza o imagina una escena en la cual se invocan consejeros imaginarios. Esto sería parte de nuestro inconciente donde adquiriríamos una fuente de sabiduría, sin embargo, estos métodos que pueden tener efectos reales, tienen el gravísimo riesgo de ser puertas abiertas a la acción demoníaca.

El Uso de Drogas

Las drogas psicodélicas como el LSD, fueron utilizadas también como medios para lograr Estados Alterados de Conciencia (con 50 a 200 mg se puede hacer un viaje de 8 a 16 horas, produciendo un influjo de imágenes fantásticas de gran vivacidad y alteraciones de colores en la percepción de los objetos, alterando el espacio y el tiempo, suprimiendo el pensamiento lógico), siendo igualmente una puerta de acceso a los demonios. Se le da el nombre de drogas psicodélicas pues vienen de la palabra griega que significa “reveladoras del alma”. En efecto, estas drogas tendrían la facultad de provocar ciertos cambios en la conciencia y producir experiencias fuera de las vías ordinarias del funcionamiento del alma y el espíritu en el hombre. De esta forma, gracias al uso de drogas, es posible conocer otra forma de situarse en el tiempo y en el espacio, otra forma de captar y vivir el propio yo, la propia identidad. Estas drogas tendrían el poder de desconectar, temporal o definitivamente, el sistema nervioso de los procesos y estructuras habituales del pensar y del sentir, “sumergiendo” o “elevando” al usuario a “otro mundo”, a las “esferas superiores” o a las “cósmicas”.

Fue en 1960 que Timothy Leary, conocido como el sacerdote de la LSD, profesor de Harvard fue expulsado de la misma cuando empezó a incorporar las drogas. En 1966 creó la liga para el descubrimiento  espiritual y escribió un libro, La Política del Éxtasis. Dentro de algunas prácticas que ellos utilizan se encuentra el feedback, meditación de cualquier tipo, técnicas chamánicas y mágicas, psicoterapias alternativas y técnicas corporales.

Aún el cigarrillo era para los aborígenes norteamericanos sagrado. El humo del tabaco equivalía al incienso ofrecido a los espíritus y a las fuerzas de la naturaleza como un medio de comunicación con ellos. Fumar una pipa sagrada era un medio para lograr la visión espiritual.

Las drogas por sí mismas facilitan el culto a Satanás. Ya Paulo VI en noviembre 15 de 1972, ponía a los estupefacientes entre las fisuras “a través de las cuales el maligno puede fácilmente penetrar y alterar la mentalidad humana”.

La Hipnosis y Autohipnosis

La hipnosis es un Estado Alterado de la Conciencia. La palabra viene de hipnos, el dios griego del sueño. Los estados hipnóticos se pueden clasificar en tres: 1. El sujeto bajo estado letárgico pero conciente de lo que sucede; 2. El cataléptico, cuando los músculos se vuelven rígidos; y 3. El sonambúlico que sería un trance profundo en el cual se pueden experimentar fenómenos alucinatorios o los conocidos también como clarividencia, telepatía, clariaudiencia, etc. En algunos casos contribuye a terapias de tratamiento de enfermedades psíquicas y psicosomáticas.

Los Fenómenos Parapsicológicos

La parapsicología es objeto de una gran atención y admiración por cuanto que aborda el fondo más secreto del hombre, llegando incluso hasta el rango de pretender sustituir a la religión. No pocos partidarios de la parapsicología llegan a ligarse personalmente con el espiritismo o el ocultismo. No obstante, la parapsicología se presenta como la disciplina científica que estudia los fenómenos que no son objeto de estudio de la psicología o la neurofisiología convencional. Pero como decimos, la vinculación entre la parapsicología y el ocultismo llega a ser muy estrecha.

En el lenguaje corriente, la parapsicología se presenta como la ciencia de los hechos “paranormales”: de todo lo que parece responder a otras fuerzas distintas de las ya catalogadas y clasificadas por las ciencias clásicas – física y química, biología y psicología. En la parapsicología se alcanza el conjunto de todo lo “maravilloso”, aquello que se sale de lo normal, de lo previsible, de lo comúnmente explicable. La parapsicología está hoy reconocida por científicos de renombre, como Sir John Eccles, neurofisiólogo, Premio Nóbel de Medicina en 1963. No obstante el status científico de la parapsicología no está reconocido.

En el dominio firme de la parapsicología encontramos los hechos del conocimiento extra sensorial, como la telepatía y la clarividencia. Los parapsicólogos serios tienden, en efecto, a restringir su campo de acción solamente a poderes extra sensoriales. Rechazan toda definición que haría de la parapsicología la ciencia de los hechos extraños y de los fenómenos “ocultos”. Básicamente son dos los objetos propios de la parapsicología:

·   Los fenómenos procedentes de la psicokinesia (o fenómenos “PK”) que son de un orden físico químico: como por ejemplo la telekinesia o producción de movimientos a distancia sin contacto corporal; y,

·    Los que responden a percepciones extra sensoriales (o llamados fenómenos “PES”) que son de orden psicológico únicamente.

Estos fenómenos, en los que el hombre no tiene un tipo de relación habitual con su entorno psíquico y con sus semejantes, son inexplicables actualmente a través de las ciencias físicas y la psicología.

Los Fenómenos PK

Los poderes extra sensoriales que son los más importantes se traducirían, a decir de los testigos, por una acción eficaz en el mundo físico: levitación de personas que se elevan unos centímetros o unos metros por encima del suelo; traslado de objetos de un lugar a otro de la habitación; materialización de espíritus bajo la forma de ectoplasmas (sustancia blanca y viscosa que mana de los orificios corporales); fluidos magnéticos que producen curaciones corporales; señoras embarazadas que ante el peligro grave e inminente de un hijo son capaces de asumir una fuerza sorprendente, o personas que ante determinados riesgos son capaces de saltar distancias impresionantes, entre otros.

Desde luego, como todo siempre existen timadores de la parapsicología o charlatanes sobre los fenómenos Psi. Así existen productos fosforescentes que dan excelentes resultados como ectoplasmas, o pulseras imantadas o hilos de nylon imperceptibles que favorecen singularmente los traslados y las levitaciones. Célebres prestidigitadores han denunciado este bluff, lo cual no constituye necesariamente una condena a la parapsicología auténtica.

Por tanto, no hay fundamento para negar la existencia de hechos que están por encima de lo ordinario. No obstante, la afirmación de la existencia o inexistencia de entidades invisibles o malignas como causa del origen de los desplazamientos de muebles o ruidos u otro tipo de fenómenos en determinados lugares, sale fuera de la incumbencia de la parapsicología, porque estamos ya en presencia de una naturaleza preternatural u ocultista.

Los Fenómenos PES o Percepciones Extra Sensoriales

Es en los fenómenos de percepción extra sensorial donde la parapsicología encuentra mucho más su campo de acción, porque aquí los hechos están científicamente comprobados, aún cuando su mecanismo de acción no está totalmente clarificado.

Por ejemplo, hay gemelos que, aún separados después de mucho tiempo por acontecimientos y alejados por distancias considerables, saben intuitivamente lo que le pasa al otro, y lo experimentan intensamente. Este mismo mensaje telepático sucede entre madre e hijos, o incluso, entre amigos. Hay moribundos que en el postrero instante de su vida, lanzan llamadas a determinadas personas que son percibidas a distancia.

Se ha comprobado la exactitud de esta telecomunicación, cuando el receptor acababa de hablar de ella a un testigo que ha podido confirmar, inmediatamente, la coincidencia exacta entre la confidencia recibida y el suceso. Del mismo modo, hay muchos de estos mensajes telepáticos que han sido atestiguados de manera irrecusable. Además, los parapsicólogos han demostrado experimentalmente en el laboratorio la existencia de la transmisión del pensamiento. Se sirven de juegos de naipes cuyas figuras el sujeto debe adivinar después de haber sido barajados. La demostración se ha hecho con millares de pruebas, tanto que los estudios experimentales sobre la clarividencia, publicados por el Profesor Joseph Banks Rhine, fundador de la parapsicología moderna, alcanzan actualmente a millones de pruebas estudiadas y confirmadas por la estadística.

Por tanto, la existencia del presentimiento, la radiestesia (capacidad adivinatoria de buscar y encontrar objetos escondidos o personas desaparecidas), el aura (un haz de luz radiante que circunda el cuerpo humano) son fenómenos universales. Es claro por ejemplo que los animales por alguna razón están más favorecidos que los hombres en materia de telepatía. Recordemos la reacción que tuvieron muchas especies de animales con motivo del tsunami que azotó el sureste asiático, o también su reacción ante la inminencia de un temblor. La hembra del tigre percibe desde muy lejos el sufrimiento de sus cachorros; el lobo advierte en seguida la llamada de la manada. Todos estos fenómenos no tienen nada que ver con la intervención de demonios para explicar lo que es exclusivamente natural. Muchos fenómenos tienen explicación natural, aunque no son comunes que se den, pero no están ligados ni a razones de tipo sobrenatural ni tampoco a intervenciones de origen preternatural.

 El Uso de Cristales y Pirámides

Desde los años 80’s, los cristales fueron usados como amuletos y talismanes. Catapultados por el movimiento de la New Age, hoy tienen una especial presencia, particularmente el cuarzo transparente. Estos cristales poseen propiedades curativas, psíquicas o mágicas y el cuarzo posee vibraciones que no se pueden detectar por medios ordinarios. Hay quienes afirman que se les puede programar, a través de sumergirlos en sal, exponiéndolos posteriormente a la luz del sol y al final mediante la concentración o meditación pueden canalizar “entes superiores”.

Se considera que los cristales vibran con frecuencias particulares. De aquí que sean útiles para la auto-transformación. Se utilizan en varias terapias, así como en la meditación, la visualización, el “viaje astral” o como amuletos de la suerte. Vistos desde el exterior, no tienen poder intrínseco, sino que son sencillamente bellos.   

Ahora bien, es una realidad que el cuarzo es un material piezoeléctrico (la presión ejercida sobre un cuarzo genera una pequeña carga eléctrica) que tiene una gran función dentro de la tecnología moderna y espacial. Aquí no hay vínculo con lo oculto. Sin embargo, dentro del conocimiento esotérico, el cuarzo se ha empleado en la magia, en los procesos de evolución psíquica y también como vía para adentrarse a dimensiones ocultas, ajenas a la realidad física. Así existen cristales de poder, sincronizadores, energéticos, sanadores, arquetípicos, transmisores, de visión, musicales y quirúrgicos. De igual forma, se considera que el cuarzo puede absorber conjuntamente el magnetismo terrestre y las radiaciones solares, los que vuelve a emitir como energía. Debe quedar claro entonces, que puede darse y de hecho se da un uso meramente natural energético  de este cristal, por lo que no siempre está ligado a lo oculto.

No obstante, existen leyendas sobre los cristales y el mítico continente de la Atlántida (recuerde la película de Atlantis: El Imperio Perdido de Disney). La transformación de la luz solar en energía, producir pestes y crear destrucción, así como la manipulación genética a fin de crear formas sub-humanas. Esto será tema de otro artículo.

Las pirámides, por su parte, son muy antiguas y eran ciertamente utilizadas por los egipcios como estructuras ceremoniales, pero principalmente como centro de energía y conocimiento superior. Al margen de la función natural que pudieran tener, las pirámides tienen especial trascendencia dentro del esoterismo pues eran utilizadas para ceremonias de iniciación hacia el conocimiento oculto y también como depósitos de energía cósmica, a través precisamente de un cristal que ocupaba un especial lugar en el centro de la pirámide: el cuarzo. La pirámide de Keops en Gizeh, Egipto, representa el mejor ejemplo de ello.

Se dice que la pirámide fue construida en la IV Dinastía por el Faraón Keops, pero los estudios de astro-arqueología, así como otros ligados a la erosión de la misma pirámide, apuntan que se remonta su construcción al año 10,000 u 11,000 antes de Cristo. Como este tema es complejo y está ligado al proyecto del Gobierno Mundial esotérico masónico que habrá de venir en el futuro, dejaremos la explicación para profundizarla más adelante, al referirnos a la relación esotérica con las antiguas civilizaciones, particularmente la egipcia.

De momento diremos que estas pirámides eran generadoras de grandes poderes; el esoterismo, la magia y el ocultismo están profundamente inoculados en estas construcciones. Su localización no es al azar, sino que fueron construidas en lugares específicos de la tierra de gran trascendencia para el pasado y para el futuro. México es otro lugar importante puesto que en nuestra tierra se han construido importantísimas pirámides, tanto la del Sol y la Luna en Teotihuacan como la Pirámide de los mayas en Chichén-Itzá.

Niños Índigo

Queremos terminar este capítulo refiriéndonos a un fenómeno que de inicio no tiene por qué estar ligado al ocultismo, pero bajo el sentido e interpretación que se le quiere dar a estos supuestos niños, cuyas características se pretende vincularlas a una especie de “iluminación esotérica”, consideramos necesario analizar de qué se trata. Efectivamente, dentro de la influencia social de la Nueva Era recientemente ha surgido un concepto creado por parasicólogos y aprovechado por escritores de best sellers, conocido como “niños índigo", una especie de mesianismo esotérico que atribuye a estos niños la categoría de nueva raza superior, con un alto potencial intelectual y una nueva conciencia internadestinada ni más ni menos que a salvar el mundo, rompiendo los antiguos esquemas sociales que atan a la humanidad, para lograr mediante su transformación abolir la infelicidad en la Tierra”.

El término “índigo” fue inventado en 1982 por Nancy Ann Tappe, una parapsicóloga que desarrolló un sistema para clasificar la personalidad de las personas de acuerdo al color de su “aura”. Según ella, las auras han estado saliendo y entrando de la Tierra a través de la historia, pero las de color índigo comenzaron a aparecer en los años 80’s y su número aumenta rápidamente.

Pero no fue sino hasta 1999 cuando apareció un libro titulado “Los Niños Índigo”, cuyos autores, Lee Carroll y Jean Tober, popularizaron la idea de una nueva generación espiritual de características especiales, destinada a mejorar el mundo. Este libro se originó sobre la base de relatos de extrañoscomportamientos por parte de niños, reportados por maestros y sicólogos que asistieron a sus seminarios. Así, describieron presuntos atributos sicológicos poco usualesy patrones de comportamiento no documentados con anterioridad. El libro no es más que una colección de ensayos y entrevistas a expertosen la materia, principalmente personas dedicadas a la “sanación espiritual”, “canalizadores” (modernos médium espiritistas), “terapia de ángeles” y “terapias alternativas”.

La única mención hallada de un caso particular (aunque sin referencia bibliográfica específica) es acerca de las presuntas pruebas realizadas en una fecha que no se especifica en la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA), donde supuestamente se expusieron células de niños índigo (tampoco se especifica qué tipo de células: piel, sangre, etc.) a virus del SIDA y células cancerígenas (no se especifica de qué tipo), las cuales no afectaron en modo alguno las células de los infantes.

Ante tan trascendental descubrimiento en la historia de la medicina mundial, buscamos en la página web de la referida universidad, pero no se pudo encontrar referencia alguna relativa a este pretendido experimento, o siquiera alguna reseña sobre los niños índigo. Tampoco se encontró ninguna referencia de tan extraordinarios resultados consultando las páginas web de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. (U.S. National Library of Medicine) y los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health), las cuales contienen referencias y resúmenes de investigaciones publicadas en 4.600 revistas biomédicas en el ámbito mundial. Un descubrimiento de esta importancia no hubiera pasado desapercibido para la comunidad médica mundial y sin duda los investigadores serían merecedores del Premio Nóbel, por lo que se puede deducir sin mayores dudas que se trata de una afirmación falsa.

Dentro de las características psicológicas se atribuye a los niños índigo un desarrollo mental acelerado que les permite adquirir habilidades motrices antes de la edad respectiva, y por lo mismo su inteligencia es muy superior a la promedio. Adicionalmente se les atribuyen facultades extra sensoriales como clarividencia, telepatía, etc.